20 mayo 2024, 15:53 PM




Juan Delle Donne: “Lo que se hizo en el Cordero demuestra que todos pueden tener acceso a cirugías de vanguardia”

Juan Delle Donne: “Lo que se hizo en el Cordero demuestra que todos pueden tener acceso a cirugías de vanguardia”

Por Manuela Herrera

Conversamos con Juan Delle Donne, director del Hospital Provincial Petrona V de Cordero de San Fernando, acerca de un procedimiento quirúrgico inédito que se realizó en el hospital, cuya importancia -según detalló- va más allá de lo científico; también tiene que ver con la concepción de la salud como un derecho, accesible para todos y todas.

En el Hospital Petrona V de Cordero se realizó la primer cirugía cerebral con mapeo de emociones en toda Sudamérica. Palabras más, palabras menos, títulos similares inundan distintos medios de comunicación. La intervención resulta impactante: un paciente de 17 años se somete a una cirugía cerebral donde se lo mantiene despierto para poder guiar el procedimiento a través de un mapeo de emociones.

“Lo que se hizo acá fue entre un equipo interdisciplinario internacional, es decir, neuropsicólogos, neurofisiólogos, neurocirujanos de Rosario, del Hospital Cordero de San Fernando y el equipo de Jesús Martín-Fernández, que es el neurocirujano que viene de España”, explicó al respecto Juan Delle Donne. Y continuó detallando: “Jesús, además de estar hoy a la vanguardia de estas intervenciones quirúrgicas, el 99% de las neurocirugías que está realizando con este procedimiento alrededor del mundo son en hospitales públicos”.

Entonces, decir simplemente que en el Hospital Petrona V de Cordero se realizó la primer cirugía cerebral con mapeo de emociones en toda Sudamérica pareciera quedar corto.

Delle Donne lo pone en palabras de la siguiente manera: “Yo hablé con Jesús y en un momento le empecé a decir: ¿Vos te das cuenta de lo que estás haciendo? Al margen de la locura de las cirugías que estás llevando adelante, hacerlo en un hospital público implica que el tipo que tiene todos los recursos tiene acceso a esto, igual que el hijo de Pepe el verdulero de acá a la vuelta, o que el colectivero, o que mi hermano, o que cualquier otra persona, y eso es un montón. Y ahí Jesús incluso se emocionó. Mirá que son rígidos los neurocirujanos, pero la verdad es que él y todo su equipo son personas muy sensibles”.

Previo a la operación, el paciente presentaba convulsiones, la mitad de su cuerpo con parestesias e incluso ya había empezado a experimentar trastornos del habla. Fue preparado con mucha anticipación para la cirugía porque no todo el mundo es candidato a poder soportar el procedimiento.

“Es un chico de familia humilde, y yo recalco que lo importante de haber hecho esto en un hospital público es que no interesa si tiene cobertura social altísima, si tiene una prepaga buena, si tiene muchos dólares guardados, o si no tiene nada, todos y todas tienen acceso a estas cirugías de vanguardia” -aseguró Delle Donne- “Eso es lo importante, al margen de lo impactante de estar operando emociones con un bisturí lo cual es algo de ciencia ficción. Fuera de todo eso, lo que más se recalca para mí es poder lograrlo acá, para que cualquiera tenga acceso al margen de su nivel socioeconómico”.

El rol del Estado

“Estoy repitiendo siempre lo mismo”, anticipa Juan y se sonríe. “Pero son las palabras de nuestro Ministro de Salud de la Provincia, Nicolás Kreplak: recuerden que hay muchísima gente que lo único que tiene es el Estado. Si no cuentan con nosotros, no tienen nada. Eso es un poquitito también lo importante para mí: poder mostrar, aparte de lo científico, que la salud pública existe. Que hay que pelear por la salud pública, que tenemos que tener en cuenta que son muchas las personas que dependen de la salud pública porque no tienen otra cosa y que muchas veces, incluso en la pandemia, hemos visto cómo cuando colapsó todo el sistema privado, el hospital público siempre estuvo”.

Operar lo inoperable

A las cirugías con mapeo de emociones también se las conoce como “cirugías a la carta”. A lo largo de esta intervención quirúrgica el paciente debió reconocer expresiones a partir de la proyección de unos avatares y realizar un test diseñado por Martín-Fernández que permite evaluar en vivo las emociones y la cognición de la persona.

Explicó Delle Donne sobre lo innovador de estos procedimientos: “Antes, cuando un paciente estaba dormido, uno operaba, se sacaba el tumor y cuando se despertaba se enteraba qué era lo que le había producido la cirugía. Particularmente en estas cirugías con mapeo emocional y del área del lenguaje solían ser tumores que ya se diagnosticaban como inoperables porque sacar un tumor de ahí y lesionar toda esa zona implicaba que una persona ya no tenga reconocimiento de la alegría, de la tristeza, del amor. Estas cirugías tratan de evitar la mayor cantidad de secuelas posibles”.

Compartir en:


Related Articles

Conocé “Vamos a hacerlo”, una organización para preservar el ambiente

Por Julián Fleitas. “Vamos a hacerlo” es una organización que desde el 2012 está realizando campañas de limpieza y de

Maximiliano Palacios: “La fuerza del voluntariado es la que define el éxito del proyecto”

Por Valentina Frare y Manuela Herrera El Cuerpo de Evacuación y Primeros Auxilios (CEPA) cumple 20 años y desde la

“Queremos que los bonaerenses tomen a la Isla Martin García como una referencia”

Por Valentina Frare El equipo de Zona Norte Ambiental recorrió la isla Martín García junto al director Provincial de Islas,

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

<