20 mayo 2024, 16:48 PM




Catalina Riganti: “La esencia es involucrar al vecino en la importancia del ambiente”

Catalina Riganti: “La esencia es involucrar al vecino en la importancia del ambiente”

Por Manuela Herrera

La actual concejal por San Isidro de ConVocación y candidata a consejera escolar de Juntos por el Cambio conversó con Zona Norte Ambiental acerca de las diversas propuestas que tiene el espacio que integra, quien le ganó la interna al oficialismo en el distrito.

Desde su oficina del Honorable Concejo Deliberante de San Isidro, donde es concejal desde el año 2017, Catalina Riganti asegura que lo importante es llevar a cabo “mucho trabajo en conjunto con la ciudadanía”. Resalta la importancia de la educación ambiental con el mismo énfasis con el que habla de la alegría que le genera ver crecer la participación de los vecinos. Y a partir de esto comienza a dibujar el mapa de lo que según ella podría suceder si Ramón Lanús resulta electo como el próximo intendente de San Isidro.

– ¿Cuál crees que será el panorama después del 10 de diciembre?

Si todo sale bien y nos eligen mucha cantidad de vecinos, eso nos daría la posibilidad de gobernar con Ramón Lanús a partir del 10 de diciembre. Ahí yo veo dos escenarios: uno de la ciudadanía muy activa en política, que después de mucho tiempo se empieza a involucrar por diferentes temas que los mueven como el ambiente, el género, la educación; y a nivel económico sé que el 2024 va a ser un año difícil, de mucha austeridad y de entender cómo ser más eficientes con los recursos porque no va a llover plata de ningún lado. Aunque San Isidro es un municipio rico, igual va a tener que ser muy consciente de los gastos. Así que yo veo un panorama bastante complejo a nivel económico, pero muy activo a nivel social.

– ¿Cómo ves esa participación por parte de los vecinos?

Me alegra ver cómo los vecinos se están involucrando en temas que antes no se veía tanto. Veo muchas notas de vecinos, notas que entran al Concejo Deliberante pidiendo, organizándose. También mucho es por movilizaciones. La organización vecinal hace que puedan juntar firmas para pedir cámaras, para pedir seguridad, para pedir informes por un proyecto. Antes eran más vecinos aislados pidiendo cosas y ahora la organización vecinal es una forma de llevar un reclamo genuino. Veo más información de qué pasa dentro del Concejo Deliberante. Es básicamente la forma de acercarse de los vecinos.

– ¿De qué manera vivieron desde un partido vecinal como es ConVocación la decisión de aliarse con Juntos por el Cambio?

La alianza fue muy orgánica porque San Isidro es un municipio que quería un cambio a nivel nacional, provincial y también municipal, y lo que estaba a nivel municipal no representaba un cambio. Hasta algunos nos agradecieron: “Che, qué bueno que se juntaron porque no sabía a quién votar”. Creo que se vio reflejado en la intención de voto y de hecho tuvimos corte a favor respecto de la Provincia, por ejemplo. O sea, votaron más a Patricia Bullrich y más a nosotros a nivel local que el resto de la boleta. Eso habla también de la cultura del corte que tiene ConVocación y que fue instaurando en los vecinos. Así que bien, en general, hasta el más fundamentalista del vecinalismo lo entendió. Además en nuestra alianza no solo estábamos nosotros, sino que se sumó una pata del radicalismo no possista, una pata de los Republicanos Unidos y la Coalición Cívica. Entonces fue como un combo de estar todos alineados, se dieron muchos factores.

– ¿Cuáles son algunas de sus propuestas a nivel ambiental si asumen la intendencia?

Para mí es mucho trabajo en conjunto con la ciudadanía. O sea, no es solo Estado y no es que el municipio haga todo, sino mesas de trabajo con el tercer sector, con las cooperativas, con los recicladores urbanos, los recuperadores, con las personas que transforman el plástico en madera plástica para otras cosas, con las parroquias, con las escuelas. Creo que son muchos niveles. Para mí lo más importante es la educación, y el doble clic de la educación ambiental. La educación ambiental es lo que nos va a empezar a meter la semillita hacia adelante para no tener que generar tanta basura, por ejemplo, o mismo hasta cambiar los hábitos de consumo.

Nosotros tenemos una propuesta grande que es la Ordenanza GIRSU de Gestión Integral de Residuos Sólidos y Urbanos, que impacta en muchos niveles. En el nivel ambiental, por la disminución de residuos; en el nivel social, porque la idea es generar laburo con cooperativas; en el nivel económico también, porque a los vecinos el intendente les está cobrando las tasas en base a que te recolectan la basura todos los días y cuanto menos entierro de los vecinos, más barato le sale al vecino la tasa. Es un proyecto que ya tenemos presentado desde el 2016, y que la idea es trabajarlo más en profundidad. No es algo que se aplique el día uno si asumimos, es una ordenanza que hay que aprobar en el Concejo Deliberante.

– ¿Y en el corto plazo?

Podemos entender qué alianzas estratégicas se pueden hacer para la educación ambiental; para disminuir la basura; para tener un mapa de qué actores son relevantes en ambiente en San Isidro, qué organizaciones, qué grupos de vecinos se movilizan que por ahí no están bajo un paraguas de una ONG o una fundación. Para mí la silla tiene cuatro patas: Estado, empresas, tercer sector y vecinos. Sin esas cuatro patas se cae la silla. Si vos no hacés una consulta con los vecinos, no conocés qué organizaciones ya trabajan en reciclado y en recuperación, no sabés qué empresas en el municipio tienen impacto ambiental y además no lo fomentás desde el Estado, siempre va a haber algo  en desbalance. Así que me interesa mucho como esas cuatro patas de la silla: cada uno en su rol, pero alineados para el tema ambiente.

– ¿En qué se diferenciarían desde lo ambiental con la gestión del actual intendente Gustavo Posse?

Sí o sí apuntaría mucho más fuerte a la educación ambiental. Veo hoy como una falencia que el municipio te pase a buscar la basura seis veces por semana, porque marca que generamos mucha basura que se podría recuperar. Entonces, intentaría hasta ser un poquito más estrictos con el tema: lunes y jueves pasamos a buscar solamente plásticos y entender que solamente podés sacar plásticos y que no vamos a levantar tu basura orgánica. Después de vuelta esto de las redes. Creo en el trabajo en red para que no queden cosas aisladas. Por ejemplo, con las empresas que generan un montón de papel, ¿no podemos desde el Estado hacer una ruta para que vayan a buscar el papel en las empresas y el cartón y eso termine? En barrios que no tienen plazas o que piden todo el tiempo espacios públicos, ¿no sería lindo hacer unos juegos para niños con el plástico que separen los mismos vecinos? La esencia es involucrar al vecino en la importancia del ambiente y que entienda que lo que separa puede terminar en algo positivo para la comunidad. Y que es una cadena: no que tiro la tapita en el ecopunto y no sé qué pasa después. Involucrarlo en toda la ruta y que lo vea después traducido en tantas hectáreas de pasto plantado nuevo. Tantos juegos que se hicieron en tal lugar. Que sea como tangible. Muy tangible. Para que veas que lo que vos hacés y que tu intención de separar y de cuidar el ambiente llega a buen puerto y lo podés palpar, digamos. Entonces eso te motiva más a seguir haciéndolo.

– ¿Qué propuestas plantean desde Juntos por el Cambio en otras áreas?

Una de las más relevantes y más urgentes es la seguridad. Es un tema transversal urgente porque literalmente depende tu vida de eso y afecta a todos los barrios, todas las zonas, todas las edades. Lo que tienen que hacer los municipios es prevenir primero y después tener más autonomía. Hoy depende casi toda la seguridad de la Provincia entonces el municipio como que en un punto le tira la pelota. Nuestra idea de gobierno a partir del 10 de diciembre es hacernos cargo de la seguridad y tener las herramientas para hacer programas como Ojos en Alerta que es uno que se usa en San Miguel donde los vecinos están comunicados con un chat y la policía llega en cinco minutos a donde haya un robo. También que los móviles estén equipados, que tengan cámaras, que tengan lector de patentes… como institucionalizar más la seguridad y hacerlo más desde la prevención y no tanto de lo que puede pasar después.

En educación desde el municipio laburamos con los extremos: los jardines maternales y los terciarios. Los jardines maternales de 0 a 2 años no son obligatorios, pero ayudan un montón sobre todo a las mujeres para el tema de tareas de cuidado. La idea es que no solamente sea una guardería como son hoy, sino que tengan estimulación  con pedagogía Waldorf y Montessori y una preparación para el jardín de infantes. Lo que nosotros estamos haciendo es que los jardines de infantes que ya existen se adapten a una sala a maternal; y entonces que descomprima un poco toda la demanda que hay de jardines maternales, que hoy son casi todos privados. Después en los terciarios queremos pensar en qué empresas hay en el municipio y qué tipo de laburo necesitan para formar gente de San Isidro para que puedan matchear con esas empresas. Enfocar lo terciario y la educación no universitaria a búsquedas o necesidades laborales dentro del distrito para que cierre el círculo.

Compartir en:

Tags assigned to this article:
catalina rigantiJuntos por el CambioSan Isidro

Related Articles

“El cambio climático es actualmente la emergencia en salud más importante”, señalan los psiquiatras

Por Giuliana Biasotto “El cambio climático se transformó en la emergencia en salud más importante a la que nos enfrentamos

“Queremos que los bonaerenses tomen a la Isla Martin García como una referencia”

Por Valentina Frare El equipo de Zona Norte Ambiental recorrió la isla Martín García junto al director Provincial de Islas,

Maximiliano Palacios: “La fuerza del voluntariado es la que define el éxito del proyecto”

Por Valentina Frare y Manuela Herrera El Cuerpo de Evacuación y Primeros Auxilios (CEPA) cumple 20 años y desde la

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

<